La historia del dia: Prince y los misterios que aún perduran a un año de su muerte

PRICE

La muerte de Prince y las circunstancias que llevaron a encontrarlo tirado en el piso del ascensor de su enorme residencia privada, Paisley Park, en las afueras de Minneapolis, siguen siendo uno de los grandes misterios recientes de la cultura pop norteamericana.

¿Cómo llegó a sus manos el fentanilo, ese potente opioide que lo mató, según el forense, a causa de una sobredosis accidental? ¿Cómo hizo Prince, que tenía 57 años, para ocultar tan hábilmente la que parece haber sido su adicción a los analgésicos? ¿Alguien tiene alguna cuota de responsabilidad en su deceso?

Tratándose de la muerte de una celebridad de tan alto perfil, es sorprendente que las respuestas hasta el momento hayan sido tan escasas. Muchos de sus amigos siguen sin entender cómo un hombre que había adoptado un estilo de vida sano, una dieta vegetariana y que evitaba la marihuana y el alcohol haya escondido de esa manera su dependencia de los opioides. Los investigadores siguen en la búsqueda, pero hasta ahora no parecen haber descubierto dónde obtuvo Prince el fentanilo.

Lo que se sabe es esto: Prince sufría de dolores crónicos en la cadera, y eso puede haberlo llevado a buscar algún alivio. Lo más seguro es que ya cerca del final sus allegados más íntimos estuvieran al tanto de que tenía un problema de drogas. Seis días antes de morir, el avión alquilado en el que se trasladaba debió aterrizar de emergencia a mitad de camino cuando Prince sufrió una sobredosis. El músico regresaba a su hogar tras un concierto, y al parecer ya tenía planeado consultar a un especialista en adicciones. Pero fue demasiado tarde para salvar a Prince, cuya partida dejó un enorme vacío entre sus seguidores, amigos y colegas.

“Es un vacío enorme”, dice su amigo Van Jones, comentarista y activista político. “Lo extraño mucho más de lo que pensé. Estas cosas nunca se superan. De pronto estás sentado en el auto, por la radio pasan una canción de Prince y no podés dejar de pensar en él.”

Anuncios